Promoción cultural, 25% de descuento en todo nuestro catálogo

 

Arco de triunfo del emperador Septimio Severo (Roma, Italia), 1719. Montfaucon /Delaulne & Foucault

225,00€
168,75€

Dimensiones 390x490mm
Dimensiones del grabado 335x485mm

Descripción del artículo

Título: "Arc de Severe - Pl. 109"

Grabado de placa de cobre de Bernard de Montfaucon (1655-1741), editado  en París, por Delaulne & Foucault, en 1719 y extraído  de la obra de Bernard de Montfaucon: "L´Antiquite Expliquée et Représentée en Figures ..- La Guerre, les Voitures, les grands Chemins, les Ponts, les Aqueducs, la Navigation. - Tome Quatrieme, Premier Partie - Primera edición

En esta interesante ilustración se nos muestra una bella vista frontal del famoso arco de triunfo de emperador romano Septimio Severo, ubicado cerca del Foro y Capitolio, en el centro de Roma (Italia). Panorámica total y muy detallada de este monumento conmemorativo romano, que posee una largo e interesante inscripción latina y posee numerosos relieves y antiguamente, bellas estatuas en su marte superior, que por desgracia no han llegado hasta nuestros días.

Su estado de conservación e bueno, con fuerte y oscura impresión, papel verjurado y amplios márgenes. Ver fotografías.

Bernard de Montfaucon (1665-1741), de la Congregación benedictina de Saint-Maur, dedicado a la investigación histórica y eclesiástica, es considerado como el padre de la Arqueología y la paleografía griega. Con la publicación en 1719 de "La antigüedad explicada y representada en las figuras", en 19 volúmenes, en el que se representan por primera vez las antigüedades griegas y romanas juntas y se estudia el tema. Bernard de Montfaucon es el fundador de la paleografía con la publicación en 1707 de Graeca aleographia. Fué él quien acuño la palabra Paleografía usada por primera vez en una carta del 14 de enero de 1708 para dar un significado muy amplio que abarca tanto la codicología, como el estudio de las escrituras de los libros.

Podemos considerar que esta obra fue el inicio del estudio riguroso de la arqueología clásica., Por eso este trabajo también puede ser la "piedra angular de la arqueología científica" (Prensa y la mente del hombre, 175). En la preparación del L'Antiquite ... Montsaucon estudió las más grandes colecciones europeas de las antigüedades de la época. Estos grabados que comprendían la obra, podemos decir que desde la primera edición y a pesar de su enorme tamaño y costo, se agotaron en dos meses.

Nota informativa: El arco de Septimio Severo (en italiano, Arco di Settimio Severo) es un antiguo arco de triunfo que se encuentra en Roma en el extremo noroeste del Foro Romano, a los pies de la colina del Capitolio, delante del templo de la Concordia, no lejos de la Curia Julia. Fue erigido en 203 para glorificar las victorias militares del emperador Septimio Severo y sus hijos Geta y Caracalla sobre los partos, 1 en las dos campañas de 194/195 y 197-199.

Tras la muerte de Septimio Severo, sus hijos Caracalla y Geta fueron primeros conjuntos emperadores. Caracalla hizo que asesinaran a Geta en el año 212; los recuerdos de Geta füron destruidos y todas las imágenes o menciones de él se eliminaron de los monumentos y edificios públicos. Por ello, la imagen de Geta y las inscripciones que se referían a él se eliminaron del arco.

El arco se alzó sobre una base de travertino a la que originariamente se accedía por escalones desde el antiguo nivel del Foro. Es una construcción en mármol blanco que consta de un arco principal encuadrado por otros dos pequeños arcos. El arco central tiene una bóveda semicircular rica en casetones. El arco tiene unos 23 metros de alto, 25 metros de ancho y 11,85 metros de profundidad.

Los tres arcos descansan sobre pilares, en frente de los cuales hay columnas compuestas sobre pedestales, separadas. Victorias aladas aparecen talladas en relieve en las enjutas. Una escalera en el pilar meridional lleva a la plataforma superior del monumento, donde había estatuas del emperador y sus dos hijos en una cuadriga, acompañados por soldados.

Las fachadas están ricamente decoradas por columnas y bajorrelieves. Bajo el ático de cada fachada está grabada una larga dedicatoria. Artículos originales, las letras grabadas en huecos contenían letras en bronce hoy desaparecidas.

La arquitectura de este arco de triunfo sirvió de inspiración para muchos arcos triunfales, antiguos y modernos, como el arco de Constantino, así como éste lo fue del arco de Triunfo del Carrusel en París.

El arco se alza cerca del pie de la colina Capitolina. Un tramo de escaleras originalmente llevaba al vano central, como aún se ve hoy en el arco de Trajano en Ancona. Para el siglo IV la erosión había elevado el nivel del Foro tanto que se tendió una carretera cruzando el arco por primera vez. Tanto cieno y desechos erosionados de las colinas que lo rodeaban se acumularon que el arco quedó cubierto hasta la base de las columnas. El daño causado por las ruedas medievales y el tráfico en la época moderna aún puede verse en las bases de las columnas, sobre los bajorrelieves de los zócalos.

Durante la Edad Media inundaciones repetidas del Foro inferior llevaron más sedimentos y escombros adicionales, al punto que cuando Canaletto lo pintó en 1742, así que la mitad superior del arco estaba sobre el terreno. La condición bien conservada del arco se debe en gran medida a que fue incorporado a la estructura de una iglesia cristiana, entregada en el año 1199 por el papa Inocencio III a la iglesia de los Ss. Sergio y Baco. La mitad del arco perteneció a la familia Cimini, a quienes también se atribuyen la conservación de la estructura (Claustrum Cimini). La fortaleza incluyó una torre que seounterraba en lo alto del propio arco. Cuando la iglesia se volvió a fundar en otro lugar, el arco siguió siendo propiedad eclesiástica y no se demolió para otra construcción.